Fregadero bajo plano.

Están de moda y porque no decirlo, son más prácticos, los fregaderos bajo plano.

Lo habitual era colocar fregaderos que se sujetaban por encima de la encimera. Ahora tenemos los fregaderos de bajo plano, que como su nombre indica, se colocan debajo del plano o debajo de la encimera.

Fregadero de acero inoxidable.

Son instalados por los marmolistas que los sujetan con unas resinas especiales de alta resistencia y aguante. La ventaja es que cuando hay que limpiar la encimera o cae agua fuera del fregadero, con un trapo empujamos lo sobrante hacia el pozo de fregadero.

No acumulan porquería porque sus bordes están ocultos y dan la sensación de facilidad de uso y practicidad.

Dentro del fregadero tenemos varios elementos reseñables. El grifo del fregadero, para el uso del agua caliente y fria, el rebosadero que como elemento de seguridad permite recojer el agua antes de que se desrbode del pozo, la válvula que sirve para enlazar al desague del pozo y dispensador de jabón que aunque no es muy habitual su instalación, es útil para usar el jabón sin tener que cojer el bote donde se almacena.

Los pozos de fregadero más comunes son los de acero inoxidable(foto), pero también podemos encontrarnos de cerámica, poliester o plásticos especiales con muchas variedades en su composición.

Por mencionar algunas marcas, dentro de la variedad existente, tenemos los siguientes: Teka, Thor, Roca, Nayes, etc,

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.