El urinario.

Buen invento el urinario de pared. Para los hombres nos resulta cómodo cuando tienes que hacer uso del mismo.

En cualquier baño público que se precie, en el cuarto de caballeros, podemos encontrar uno. Con el urinario tenemos seguro que acertamos y no meamos fuera. De todos modos es un aparato algo antihigiénico. Cuando lo utilizas, la orina te salpica de todas todas, con lo que ello supone.

El urinario.

En mi opinión, el diseño de los urinarios debería ser de otra manera. Con forma para ser colgado en la pared, pero con agujero más amplio en la parte baja, para evitar que salpique fuera al mear.

No entiendo como las mentes pensantes y diseñadores, de sanitarios, no se les ocurre una modificación que permita su uso de un modo más limpio. Está bien los sistemas que automaticamente, mediante un dosificador, añaden jabón cuando se pulsa el temporizador del agua, pero creo que no es suficiente.

Nos quedan muchas cosas que mejorar y seguramente con el tiempo, se tendrá que perfeccionar algo tan sencillo como un urinario.

Otra cosa, ¿ porqué no se instalan urinarios en los baños particulares ?. Existen urinarios que ocupan poco espacio, más pequeños que el de la foto y nos darían un buen servicio. Quizás el problema este ne que los baños medios, no son muy amplios y si a la bañera o ducha, inodoro, lavabo y bide, añadimos el urinario, nos tendríamos que salir del baño.

¿ Porque no eliminar una pieza e inventar un urinario-bide ?. Sería algo así como una pieza de bide, con mayor altura, que nos podríamos sentar sin agacharnos demasiado y que serviría para las dos funciones.

Estimados fabricantes de sanitarios, yo le daría una vuelta al tema. No todo está inventado.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.