El cliente no siempre tiene la razón.

Estoy en contra del dicho ” el cliente siempre tiene la razón “. Habría que detallar muchos matices en esa frase.

El cliente es el que paga y el que exige como quiere que se hagan las cosas. Ahí estamos de acuerdo, lo que pasa que el cliente debería dejarse aconsejar por el profesional.

El profesional ha visto y ha realizado miles de trabajos, sabe en todo momento lo que una obra o reforma puede dar de sí.

El buén profesional es el que ya se imagina el trabajo hecho, sin empezar a ejecutarlo. De este modo puede ver los pros y los contras. La experiencia es un grado más importante que los conocimientos previos.

Entonces si afirmamos que el profesional sabe más que cualquier particular que se dedica a otra cosa, ¿ porqué este pone en tela de juicio sus afirmaciones ?. Hay que personas que desesperan a cualquiera. No hay más ciego que el que no quiere ver.

En un partido entre profesionales y particulares, el profesional ganaría por goleada. El particular juega en casa, que no amañe el partido, sin dar la mínima opción al profesional de decir si es o no gol.

No vamos a meter a todos los particulares en el mismo saco porque esto sería falso, pero es cierto que algunos clientes por más que les expongas los motivos de tu opinión y trates de convencerle, no hay forma.

El cliente no siempre tiene la razón, aunque en ocasiones es mejor dársela para que luego lo vea con sus propios ojos y se convenza.

Me hierve la sangre cuando un cliente te dice que quiere el trabajo de una manera porque su vecina, su tía, su amigo, lo han hecho así y el quiere de esa forma. No terminan de entender que todas las obras no son iguales y que quien le ha aconsejado sabe menos que tú. Parece que algunas personas que han hecho una obra en toda su vida, ya tienen un master en técnico de obras y reformas.

Yo soy de la opinión de que si no entiendo de un tema, prefiero escuchar a quien sabe y tratar de aprender. Para aquellas personas que opinan y se atreven a dar consejos de como hacer una reforma, sin ser profesionales, les aconsejaría un poco de fe en el profesional y dejarse llevar.

Ya sé que con este post no voy a cambiar la forma de ser de algunas personas, pero al menos me doy el lujo de expresarme con libertad, cosa que con algunas personas no se puede hacer porque no te lo admiten.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.