Detentor de la calefacción.

Para quien no conozca el funcionamiento y regulación de la calefacción, se preguntará porque los radiadores tienen una llave y un detentor, y porque no son las dos iguales.

Cada una cumple su función y son diferentes. La llave de la calefacción, corresponde a la entrada o también llamada IDA, al radiador. Esto significa que es la parte por donde entra el agua al radiador y la parte contraria es la salida o también llamada RETORNO.

Detentor del radiador.

El agua que se calienta en la caldera y que corresponde a los radiadores, se encuentra dentro de un circuito cerrado por donde está constantemente pasando el mismo agua. Ese agua entra a los radiadores, los calienta, cumplen su función de radiación y sale por el retorno volviendo a la caldera, y así constantemente mientras funcióne la caldera en modo calefacción.

La llave de entrada nos permite bloquear el paso del agua al radiador con lo que este dejará de calentar. Su posición natural es completamente abierta, pero sin embargo el detentor se encuentra en diferentes posiciones según a que radiador corresponda.

Así tenemos que los detentores de los radiadores estarán más cerrados, no completamente cerrados, cuanto más cerca se encuentren de la caldera y más abiertos cuanto más lejos estén de la misma. Lo que conseguimos es que los radiadores calienten por igual y el agua se retenga en los primeros radiadores para favorecer el paso a los radiadores más alejados, y de esta manera llegue el agua a todos los radiadores por igual.

Si tenemos abierto al máximo los detentores de los primeros radiadores, pude suceder que estos calienten pero los más alejados no reciban agua y por consiguiente estén fríos.

Importante cuando se haga la reforma de la calefacción, ajustar los detentores y abrir al máximo las llaves. La forma de regular el detentor es soltando la tuerca superior y girar el eje interior con un llave allen (foto) o destornillador, según los modelos. Una vez regulados los detentores, comprobando que todos los radiadores calientan a la vez y por igual, no es necesario volver a realizar el ajuste.

La clave de la calefacción, la regulación.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.