Dentro de las paredes.

Cuantas veces hemos hecho agujeros en las paredes para poner un cuadro, una barra, un accesorio u otro elemento, y ni siquiera nos hemos planteado que hay oculto en las paredes.

Nos podemos encontrar tubos del agua, de la calefacción, de electricidad, de ventilación, desagues, etc y sin quererlo los podemos dañar.

Tubos dentro de las paredes.

Si taladramos cualquiera de estos elementos nos econtraremos con un problema que exigirá una respuesta inmediata, cortar el agua con la llave de paso general, cerrar la calefacción o rearmar el diferencial de la electricidad.

Sobre todo si el elemento dañado es un tubo de agua, la que se puede armar si no reaccionamos a tiempo, es antológica.

Por eso es interesante, antes de nada, localizar la llave general de la casa por si tenemos que cerrarla de inmediato.

No obstante, podemos seguir una serie de pautas para evitar en lo posible dañar las instalaciones ocultas.

Tener en cuenta, por ejemplo, que en el vertical encima o debajo de un interruptor o enchufe, tendremos los tubos de electricidad, aunque también es posible que tome forma de curva hacia los elementos mencionados.

En el tema de los tubos del agua, la lógica es la misma, si tenemos una llave de paso, grifo o desague, sobre todo este último, en el vertical hacia abajo, será posible que nos encontremos con los tubos y por tanto el riesgo de taladrarlos.

En las habitaciones donde colgemos cuadros, es bastante improbable encontrarnos con instalaciones de agua, a no ser que sea pared divisoria con baño o cocina  y ahí si tengamos tubos de agua.

De todos modos, cuando taladremos una pared hay que tratar de hacer los agujeros despacio, intentando detectar con el ruido, un posible tubo oculto. Otra cosa a tener en consideración, meter la broca del taladro solo la profundidad necesaria para el taco que vayamos a colocar, nos evitaremos taladar tubos que estén más profundos, que es lo más habitual.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.