Confiar en los gremios.

Ayer, cosa que no suelo hacer habitualmente, me enganche al sofa y a un programa de la EITB, televisión vasca, dedicado a los consumidores. Había un un grupo de invitados representando a la asociación de consumidores, un médico, un abogado, un particular que hacía de gancho, un representante de la asocición gremial y un profesional.En el programa analizaban a los fontaneros, electrecistas y cerrajeros. Creaban un trabajo ficticio para ver como respondían cada profesional, de cada gremio.

Me llamó la atención la prueba que le hacían a los fontaneros. De ocho fontaneros que fueron al trabajo en cuestión, cinco fueron legales y solucionaron el problema correctamente con precios normales, dos lo arreglaron pero cobraron en esceso y uno engaño a la clienta diciendo que la avería era otra cosa diferente y cobró en esceso.

Entre los invitados y la clienta gancho, criticaban a los fontaneros desprestigiando su profesionalidad. Una decía que eran de baja cualificación, otro que no te podías fiar, que eran unos careros y otra sin fín de comentarios que voy a obviar.

La mala fama de algunos profesionales hace que el resto del colectivo se vea salpicado por todas estas opiniones negativas.

Ante todos estos comentarios solo me queda decir lo siguiente:

– Que tire la primera piedra que el que esté libre de pecado y me argumente si en otros gremios, oficios, profesiones, no existen malos profesionales. Ya bien sea albañíl, ingeniero, arquitecto, escayolista,… o es que cuando estudias una carrera automaticamente eres legal y formas parte del selecto grupo de personas honradas.

– Quien dice que los fontaneros tienen baja cualificación que le pregunte a un fontanero cuantos carnets profesionales, de agua, gas, calefacción, productos petrolíferos, mantenedor-reparador, térmico…etc, tienen que estudiar y aprobar para ejercer.

– Cuantos requisitos deben cumplir, como la RC ( Seguro de Responsabilidad Civíl), cursos de Prevención de Riesgos Laborales, etc.

– Cuantas actividades tiene que desarrollar a diario, como labor administrativa, labor comercial, planificación y ejecución de los trabajos, conductor, tesorero, contable…etc. Porque muchos fontaneros forman empresas que son solo ellos y no disponen de secretaria ni comercial.

– No nos olvidemos que son empresarios con lo que ello conlleva, preocupaciones a diario, riesgos, esfuerzos, no desconectar nunca del trabajo,…etc.

– Que tiene más valor , por ejemplo, un ingeniero que ejerce su trabajo con la mente o un fontanero que ejerce su trabajo con la mente y con las manos. Sin los ingenieros, abogados… podríamos vivir, pero si hay una inundación por una fuga de agua ¿ podríamos vivir sin los fontaneros ?.  Sin el agua no podemos vivir y sin los fontaneros, las personas que conducen el agua hasta nuestras casas, sería muy complicado subsistir.

– Por último una anecdota. Una señora, después de recibir la factura del trabajo, de un fontanero, le llamo enojada y le dijo:

¡ Desde luego son ustedes unos careros, cobran más que los ingenieros ¡, a lo que respondío el fontanero, ¡ Señora, es que yo antes era ingeniero¡.

– Un último dato. En los países como Alemania, Francia…etc, los gremios están consideramos con la misma categoría que cualquier ingeniero, abogado, etc.

Posdata: No quiero desprestigiar a quienes estudian una carrera y se ganan la vida con una profesión que han aprendido en la universidad, solo quiero equiparar a todos por igual, sin que se menosvalore a nadie.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.