Buenas noticias para las reformas.

Leo en las noticias como el gobierno quiere hacer una reforma financiera que obligará a los bancos a valorar sus activos inmobiliarios a precio real de mercado, lo que significará asumir la pérdida de valor por los créditos no cobrados

De este modo se verán obligados a sacar el mercado la ingente cantidad de viviendas que figuran en sus balances. La ejecución de las clausulas hipotecarias, de préstamos incobrables han provocado que los bancos sean las mayores inmobiliarias del país. Hasta ahora maquillaban las pérdidas valorando los inmuebles al precio que se hipotecaron, cosa que con la situación del mercado, claramente a la baja, resultaba engañoso.

Reformas.

La nueva ley que entrará en vigor, vendrá a corregir esta práctica y por tanto abaratar el maltrecho mercado inmobiliario.

Si hasta ahora había mucha oferta y no se vendía, en adelante habrá todavía más oferta y más competencia. Los ciudadanos que quieran comprar una vivienda, les resultará más asquible y el mercado notará un mayor dinamismo.

Todo esto favorecerá que quien compre un inmueble, tendrá la necesidad de hacer alguna reforma, pintar, reformar un baño, la cocina, poner la calefacción, cambiar la madera, etc.

Se notará una mayor actividad, más trabajo, más empleo, más impuestos y más beneficio para el estado.

De todo esto sacamos la conclusión de que se vuelve al modelo que nos hundió aún más en la crisis, la burbuja inmobiliaria. Parece que volvemos a los orígenes del milagro español, el auge del sector de la construcción.

No hemos aprendido y volvemos a caer en la misma piedra, entre comillas.

Los países más avanzados basan su crecimiento en el sector industrial y tecnológico. Tomemos nota y aprendamos de los más aplicados de la clase.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.