Author Archive

El Sector de las Ventanas y el Titanic.

miércoles, diciembre 4th, 2013

No hace falta que les explique de como esta la crisis, pero si puedo explicarles como está para la reforma de ventanas y cerramientos, si creen que es interesante que hable de ello, hablamos.

cajas-de-ahorro[1]

La ventana es una pieza clave para ahorrar ante la crisis, con ella podemos reducir en consumo de energía, si, la que gastamos para calentarnos en invierno y la que usamos para acondicionarlos en verano, está última con más carga de gasto.

Un mal aislamiento general de la vivienda y en especial las ventanas que son el espacio abierto al exterior es esencial para que las perdidas de calor o frío a través de ellas no nos quiten el poco dinero del que disponemos y el que si disponga con comodidad es por lo menos respetuoso con el medio ambiente al reducir la contaminación.Aislamiento Térmico con PVC002

Pero topamos con los clientes que se han posicionado por todo lo contrario y se hace casi imposible intentar que entren en razón de que cambiar una ventana es casi tan importante como cambiarse el coche, se debe reflexionar para que queremos una ventana y los valores añadidos que como mínimo deben tener y no solo es color y que no se tienen que pintar, o a caso no se ha cambiado el chip de que un coche actual sin Aire acondicionado o sin dirección asistida no lo queremos y eso a sido consecuencia de que aún siendo más caro ha sido la consecuencia de la evolución y imposición de los fabricantes que mejor que ellos nadie sabe más de como debe ser.

Pero cuando los que entendemos de ventanas y en bien de todos hacemos lo mismo, topamos con los que quieren seguir comprando el coche sin aire y sin dirección asistida, o con ellas pero al precio de sin ellas, por que lo que prima es el precio, no el valor añadido de confortabilidad  y ahorro que esto nos trae.

 

 

 

Una buena ventana no debe ser la más barata

sábado, noviembre 21st, 2009

Muchas personas se plantean sustituir las  ventanas de su casa, por que estas están viejas, deterioradas o en mal estado y muchas veces por que sean más bonitas.

Se dirigen a varios establecimientos del ramo para recabar información y un presupuesto de cada ventana,  atendiendo a las explicaciones de cada sistema y sus beneficios.

Pero uno de los errores que más  cometen  las personas que quieren cambiar las ventanas, es la poca sensibilidad con el ahorro de energía, si, con la eficiencia de la ventana, con su aislamiento. Casi todos  exigen que se trate bien el medio ambiente, se alegran que los gobiernos e instituciones emprendan medidas de lucha contra el cambio climático, pero cuando ellos tienen que tomar una decisión y en este caso es en el cambio de sus ventanas, lo que prima es el precio y en este caso no la eficiencia.

Mal, muy mal, primero se debe comparar la eficiencia, el sistema de apertura, el tipo de cristal de cámara, su instalación, la estética y luego por último su precio, no a la inversa.

La inversión inicial puede ser mayor, pero el rendimiento a lo largo de los años lo amortizará, pero a demás ganarán confort ambiental de su hogar, perdidas de calor/frio, ahorro de hasta un 50 % de energía calorífica en invierno y de A.A. en verano, que todo esto se traduce en que la factura de su suministrador no sea tan elevada y por último la contribución de cada uno de ellos a la menor emisión de CO2 a la atmosfera  y menor calentamiento global.

Muchas de estas personas cuando deciden comprar un mueble, una tele, un sofá, miran el precio, pero no les importa gastarse 500 € más, a cambio de que sea más novedosos, que distinga más, que tenga más tecnología, etc. Pero cuando tiene que cambiar sus ventanas busca la que sea de menor coste, que sea corredera para que no le ocupe espacio, pero a la vez que sea bonita, etc. sin tener en cuenta su eficiencia.

Lo correcto sería buscar una ventana eficiente, una ventana de PVC ó aluminio con RPT como mímino y ir dejando de lado las otras que no son eficientes, aunque sean más baratas.