Ajustar la cocina.

Cuando disponemos de poco espacio en las estancias, hay que estrujarse la cabeza y sacar el máximo rendimiento a los m2 que tenemos.

Un ejemplo son las cocinas modernas, que a diferencia de las antiguas, son cada vez más pequeñas, pero a la vez tienen que cumplir su función.

En la foto que presentamos, la cocina es estrecha, con una anchura  de unos 160 cmts, 60 cmts de ancho de la encimera, otros 60 cmts de espacio para moverse por la cocina y unos 40 cmts de encimera en la pared de enfrente. Sin embargo se consigue movilidad y abrir un hueco debajo de la encimera estrecha para meter los taburetes, y tener un pequeño espacio para uso diario de comidas. No dispone de mesa pero la encimera cumple la misma función y además escamoteamos los asientos.

Espacios en la cocina.

Aunque no se aprecia en la foto, a ambos lados de la anchura de la cocina, hay muebles y de esta forma el espacio para el radiador se habilita en el único espacio libre, debajo de la ventana. Para que el radiador no estorbe al abrir una puerta, se realiza un hueco en la cámara de la pared y se instala el radiador.

La idea de colocar el radiador debajo de ventana, dentro de la cámara, es buena, pero hay que tener en cuenta, cuando se calcule el radiador, que se pierde algo de potencia del mismo por estar dentro de un hueco.

La combinación de colores oscuros de los muebles sobre suelo marrón suave, encimera veige que es una derivación del marrón y los asientos blancos con perfilería gris. La combinación de los colores está muy lograda y es armoniosa.

En poco terreno se ha conseguido practicidad y comodidad.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.