Accidentes en el hogar.

Cuando reformemos nuestra vivienda debemos buscar la comodidad y también la seguridad. Al cabo del año, son miles los accidentes que se producen en el hogar y cuando pasa a otros, piensas que a tí no te va a pasar nunca. Lo digo por experiencia propia.

Accidentes.

Hace unas semanas, tuvimos un percance doméstico que quedó en nada pero que podía haber sido muy grave. Estando en la cocina, mi esposa recibió una llamada de teléfono y la atendió en el salón. Coincidió que tenía la sartén con aceite encima de la placa vitrocerámica, funcionando. Al de un rato de estar hablando, notó un olor a quemado y se percató que el aceite se estaba quemando. Se acercó a retirar la sartén y con el movimiento empezó a arder, con una llamarada que alcanzó los muebles altos.

En esos momentos de nerviosismo que ves como los muebles cogen fuego, no se me ocurrió otra brillante idea que poner la sartén debajo del grifo, grave error, esto no hizo más que ponerlo peor. En esto había caido aceite al suelo de la cocina y caí de espaldas. Por fín la llama remitió y se pasó el susto.

Las consecuencias de todo esto fue que los muebles se quemaron, el techo se ennegreció y yo me lesioné en la espalda.

Las conclusiones son muy claras. Lo primero evitar descuidos cuando se está cocinando. Lo segundo, creo que un suelo antideslizante y más rugoso, en la cocina, podría haber evitado mi caida. Tercera, nunca meter la sartén con fuego, debajo del grifo, lo que hay que hacer es poner una manta o trapo para ahogar el fuego, quitándole el aire de la combustión.

Cuarta conclusión y más importante, en todas las casas debería haber un pequeño extintor para soluciones rápidas de emergencia, como hay en los sitios públicos y un botiquín de primeros auxilios.

De los errores se aprende y de aquí se aprenden muchas lecciones.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.